martes, 29 de julio de 2008

Jesucristo Superstar


Hoy, miércoles 30 de julio, a las 22 horas en la Casa del Inca, proyección de la película musical Jesucristo Superstar (Norman Jewison, 1973) dentro del Cineforum de verano 2008.


SINOPSIS: Famoso musical de rock basado a su vez en una exitosa obra de Broadway y que relata la historia de Jesús de Nazaret a través de canciones -no hay diálogos: todo es cantado-. Su banda sonora vendió millones de discos en todo el mundo.
Hacer un musical sobre las últimas horas de Cristo puede ser algo chocante pero se hizo y se hizo muy bien. La película narra de una forma un tanto surrealista esos últimos momentos, la llegada de un autobús al desierto de unos cantantes y actores un tanto hippys es realmente acertada, dado que el film es en realidad una ópera rock, y en vez de tener los típicos números musicales que nos tiene acostumbrado el cine americano nos ofrece un espectáculo visual mitad religioso mitad psicodélico, con unas voces portentosas y un vestuario más bien típico de la banda de James Brown que de la época de Cristo, aunque realmente la verdadera acción de la película no este ambientada en esa época, si no en el año 1973.Las canciones son potentes, guitarreras y desgarradoras, algunas de ellas fueron y son muy populares, con tanta calidad que no hace falta que durante todo el metraje nadie diga ni una palabra, y solamente hay que dejarse llevar por la música y la letra de las canciones, y sobre todo por ese final tan impactante.

3 comentarios:

CORNELIVS dijo...

Me gustó la pelicula en su dia.

Recuerdo el revuelo que la Iglesia formó con este film.

Saludos.

elhijodecronos dijo...

NO FALTEIS MAÑANA A LA PELÍCULA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

camachuelotrompetero dijo...

Me ha gustado notablemente la película. A pesar de tener que leer los subtítulos, no se hace pesada en absoluto. Y aunque la música, las coreografías y la estética general están muy ancladas en una época y moda concretas y eso le quedar algo anticuada, a mí me pareció genial; será que soy friki y ese look hippie y setentero me molan.
En cuanto al argumento e interpretaciones, me parece que el verdadero protagonista de la película es Judas, no Jesucristo, y que acaba siendo un alegato musical en defensa de la figura histórica de Judas como víctima necesaria de la crucifixión y resurrección de Cristo. Un chivo expiatorio que debía cumplir un papel imprescindible en todo ese proceso, que es consciente del mismo y que decide cumplir con lo que se le ha encomendado pese a lo que le suponga.
Por último, impagable ese rey Herodes y toda su corte; unas locazas excepcionales con unas coreografías y músicas fantásticas.
¿Para cuándo Fiebre del sábado noche?