jueves, 3 de julio de 2008

Bud Spencer y Terence Hill

Los Astérix y Obélix del cine italiano. El grande y el pequeño. El listo y el tonto.
Aunque no hay más que ver el curriculum del amigo Spencer para ver quien es el listo de los dos.

Bud Spencer

Carlo Pedersoli, más conocido como Bud Spencer (Nápoles, 31 de octubre de 1929). Actor italiano.
En 1948 se proclamó campeón mundial de natación. En 1952 representó a Italia en los juegos olímpicos de Helsinki y en 1956 en los de Melbourne.
Se inició como actor en Quo Vadis, haciendo de guardia del Imperio Romano. Obtuvo un gran éxito como pareja de Terence Hill en los Spaghetti Westerns.
Se licenció en Derecho en 1955 y habla seis idiomas.
En 1960 se casó con Maria Amato, con la que tiene tres hijos: Giuseppe (1961), Christine (1962) y Diamante (1972).
Su primera aparición en el cine fue en 1950. Protagonizó su primer film con Terence Hill en 1967 en la película "Tú perdonas... yo no". Alcanzaron su primer gran éxito con "Le llamaban Trinidad" película del año 1971 que ejemplificaba los derroteros artísticos por los que luego discurriría su carrera. Cine de humor con catárquicos finales a base de mamporrazos, y con una dualidad en los personajes basada en la fuerza expeditiva y acción directa de Bud frente al audaz y manipulador Terence.
Cambió su nombre por el de Bud Spencer en 1967 porque le gustaba Spencer Tracy y la cerveza de marca "Bud". Aunque existen otras teorías validas para el cambio de nombre. Bud Spencer también es autor de las canciones de alguna de las películas donde participa como actor.
En 1981 fundó la línea aérea de carga Mistral Air, que pertenece ahora al Correo italiano.

Terence Hill

Terence Hill es el alias de Mario Girotti (Venecia el 29 de marzo de 1939), actor italiano.
Inició su carrera de actor en 1951 con Vacanze col gangster. No fue hasta años más tarde cuando se desplazó a España para grabar Tú perdonas ... yo no con su a partir de entonces, compañero y amigo inseparable (en varias películas), el actor Bud Spencer. En 1971 alcanzaron un gran éxito comercial con la comedia Le llamaban Trinidad. Desde este momento, el papel de Terence Hill siempre será el de "listo" y el de Bud Spencer de " bruto" en comedias llenas de peleas y mamporros.
También ha realizado películas en solitario. Una de las más conocidas es "Don Camilo", una versión filmográfica del libro de Giovanni Guareschi, donde Terence Hill interpreta al peculiar cura.
Actualmente participa en solitario en una serie llamada "Don Matteo", para la televisión italiana, en la que encarna a un sacerdote con aires de detective.



El fragmento que se puede ver aquí arriba es la famosa escena del gimnasio en la película de 1974 "Y si no, nos enfadamos", rodada en los alrededores del Manzanares madrileño destaca por las apariciones de secundarios estelares como Emilio Laguna y Luis Barbero (Matías en Médico de familia). Un clásico del cine donde los haya. Esta escena es significativa de la serie de películas en que actuaron juntos Spencer y Hill como pareja cómico-mamporrera. Divertimento en estado puro.

¡Ojo al minuto 3:35 del vídeo, dónde se aprecia una de las escenas de lucha míticas del cine)

Fuente: Wikipedia

3 comentarios:

CORNELIVS dijo...

Pareja que forma ya parte de la historia del cine, camachuelo, conforme con tu opinión. En estos momentos recuerdo la escena de "le llamaban Trinidad", en la cual Terence Hill llega a una apestosa posada, tras ir descansando con su camastro tirado por el caballo, y se come toda la comida que habia,vaciando la olla hasta el fondo y dejando "hecho equis" al ventero.

Saludos.

camachuelotrompetero dijo...

En primer lugar, qué recuerdos de mi infancia cuando iba en Torre del Mar al cine de verano a ver estas películas con mi padre, o cuando las disfrutábamos en televisión.
En segundo lugar, ciudadanomane, qué friki que eres. Cada vez me lo confirmas más.
Por cierto, el pedido cinéfilo ya está completado y en proceso de envío, según la propia empresa.

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Nunca he visto una peli de estos dos entera, pero hay que reconocer que tienen su aquel. Al fin y al cabo en lo simple es donde es mas dificil triunfar.