domingo, 22 de febrero de 2009

El luchador.

Fuí ayer al cine ya con la idea de ver una buena película, en este caso si creía lo que me decian las críticas y me gustaba el director Darren Aronofsky, la promesa de un Mickey Rourke recuperado para el cine y el que el jefe no se suela equivocar cuando compone un tema para un film me daban esperanzas. No me equivoqué, a mi juicio es una estupenda película, lo mejor que veo estrenar desde el Intercambio. Buena interpretación de Mickey Rourke al que Darren Aronofsky, con un par, le leyó la cartilla antes de comenzar el rodaje, y al que por otra parte el papel le viene como anillo al dedo. La película está rodada como un 24 horas en la vida de un veterano luchador de wrestling estrella de los años 80 venido a mucho menos. Largos silencios, sin pasarse, y planos cortos de un personaje con muchos matices cuyo rostro es un verdadero poema. Seguramente la academia le de el Oscar a Brad Pitt, cuyo mayor mérito fue soportar larguísimas sesiones de maquillaje, rindiéndose una vez más al mercado, no se de los otros nominados pero Mickey Rourke en este caso se lo merece mucho más que Brad Pitt.

En fin que os la recomiendo encarecidamente os hará sentir los golpes físicos y morales de este viejo perdedor sin caer en el recurso fácil, basandose en unas buenas interpretaciones tambien de Marisa Tomei y Evan Rachel Wood cuyo papel es cortito pero convincente. Por cierto que Marisa Tomei interpreta a una streaper tambien en horas bajas y eso es lo menos convincente de la película, no por su interpretación precisamente.

2 comentarios:

camachuelotrompetero dijo...

Te ha quedado una crítica de la película de lo más profesional. Vete escribiendo algo para la revista continuando con ese plan; la crónica de los Oscars, por ejemplo.

Maquiavella dijo...

Me gusto muchísimo.Una vez más Darren ha hecho una magnífica peli.Lo que no entiendo es como no está nominada a mejor película y director,(así como el peliculón del señor Eastwood ''el intercambio'').Muy buena la interpretación de Rourke,se merece el óscar.Esperemos que no se lo lleve Brad Pitt,que cuando no está caracterizado parece que está en un anuncio de vaqueros Lewis,¡qué pedazo de papelón!jejeje.