domingo, 24 de agosto de 2008

Drácula

Rodada en 1931, dirigida por Tod Browning y protagonizada por el mítico Bela Lugosi, el Drácula de la Universal dio inicio a una ya mítica serie de películas de terror de esta productora durante los años treinta del siglo pasado, además de lanzar al estrellato de forma casi casual al actor húngaro Bela Lugosi (el elegido inicialmente para interpretar al vampiro de los Cárpatos era Lon Chaney, el hombre de las mil caras, pero su fallecimiento lo impidió).
El film es la primera película de terror del cine sonoro y una de las primeras adaptaciones cinematográficas de la conocida novela de Bram Stoker. Aunque no destaca por ser la mejor de esas adaptaciones a la gran pantalla y el paso del tiempo ha hecho que la estética y los efectos creados para dar miedo al público parezcan casi irrisorios hoy en día, la verdadera importancia de esta cinta está en ser la pionera de un género y de un lenguaje cinematográfico asociado a él, la que sentó las bases del cine de terror y descubrió a dos de sus personajes más destacados, Bela Lugosi y Tod Browning.
Es esa forma tan ingenua de tratar de crear miedo en el espectador y ese espíritu romántico que mantiene de la novela los que hacen que el Drácula de la Universal siga siendo uno de los clásicos del cine de terror más queridos por todos los aficionados al cine.
A continuación, el tráiler americano de la película. Otro documento histórico.

2 comentarios:

Maquiavella dijo...

La de Francis Ford Coppola es sobresaliente.

camachuelotrompetero dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Por la estética, por los efectos especiales, por la dirección artística, por las interpretaciones, por la fidelidad a la novela original, la de Coppola es para mí la mejor adaptación de Drácula a la gran pantalla.