jueves, 22 de mayo de 2008

Errol Flynn tocaba el piano con once dedos

Todo un personaje Errol Flynn. Y si no, atención a esta biografía suya que he encontrado.


Robin Hood, el Capitán Blood o Guillermo Tell son algunos de los héroes a los que encarnó Leslie Thompson Flynn, personaje que encontró la muerte a los cincuenta años de edad. Un paro cardiaco acababa con una vida plagada de aventuras, muchas más que las que narraban sus películas. Él mismo reconocía que sus grandes pasiones fueron las buenas peleas, el whisky añejo y las mujeres jóvenes (aunque no necesariamente en ese orden).
Nació en Tasmania, Australia en el año 1.909. Por parte de padre estaba emparentado con
Robert DeVere, un noble inglés al que muchos consideran la inspiración para el personaje literario de Robin Hood. Hay veintitrés generaciones de separación entre el personaje real y el actor que interpretó a su pariente en la mítica Robin de los bosques. Pero por parte de madre era descendiente del capitán Fletcher Christian, militar británico que encabezara el motín de la Bounty.El joven Flynn estudió en los mejores colegios de París y Londres y fue expulsado de todos. Recorrió los cinco continentes ganándose la vida como buscador de oro, contrabandista de diamantes y policía. Su gran atractivo y forma física le convirtieron en una de las más importantes estrellas del cine de aventuras. Su adaptación a Hollywood no fue nada sencilla; se casó tres veces, tuvo cuatro hijos y le cayeron seis acusaciones de violación por el camino. Lo que se conoce como un padre ejemplar no era. El caso es que Errol Flynn celebraba auténticas orgías en su casa y al parecer, en plena intoxicación etílica le daba por tocar el piano del salón con el pene.
El rumor es cierto, hasta el punto de que fue confirmado por Marilyn Monroe, que en una ocasión presenció un concierto de piano del señor Flynn. El alcohol y la morfina terminaron con la vida del actor, aunque otra leyenda cuenta que fue enterrado con seis botellas de whisky “para el camino”. Su vida fue una fiesta.

3 comentarios:

ciudadano mane dijo...

un auténtico diablo de tasmania por lo que veo. que grandeza de hombre!

yo quisiera ser como él cuando sea grande! y aprender a tocar el piano borracho, que debe ser dificilísimo.

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Que grandes doblajes en el informal si señor.

EL QUINTO FORAJIDO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.